Todo el mundo es consciente que el deporte y la alimentación son dos pilares básicos en la vida de un deportista. La tendencia general es pensar que para adelgazar lo mejor es no comer, pero no solamente es una decisión errónea porque es peligrosa, sino también porque nuestro organismo puede quedarse sin la energía necesaria y no se cumplirían los objetivos. Pues ingerir menos alimentos no equivale a perder peso.

Conoce qué alimentos son los más adecuados

Una vez tenemos en cuenta estos aspectos, debemos añadir uno más: la hidratación. Previamente a una actividad física y combinada con una dieta equilibrada, debe haber una correcta hidratación para que nuestro cuerpo disponga de los líquidos necesarios.

Ahora que ya conocemos los factores más relevantes vamos a dividir por categorías los alimentos y a seleccionar aquellos que dentro de la categoría son recomendables para ingerir antes de hacer ejercicio y aquellos que no lo son.

 

PANIFICACIÓN Y PASTELERÍA

SÍ: pan integral, bizcochos caseros, pan y pasteles con poca grasa y galletas integrales.

NO: pasteles de hojaldre, crema, chocolate, nata, etc., empanadas, churros, productos con manteca de cerdo, productos fermentados, pasteles muy frescos de todas las clases y tortas de chocolate, nata, etc.

 

PASTAS

: cereales, pasta y arroz integral.

NO: productos ricos en grasa y muy condimentados.

 

PATATAS

: puré de patatas, patatas cocidas y hervidas.

NO: patatas fritas, salteadas y tortilla de patatas.

 

VERDURAS

: verdura fresca, rehogada y en puré.

NO: coliflor, coles de Bruselas, lombarda, etc.

 

FRUTAS

Toda la fruta es recomendable antes de realizar una actividad física: fruta fresca, seca, compota de frutas, etc.

 

AZÚCAR Y DULCES

: pasteles de fruta seca, palomitas de maíz, muesli, miel y confituras.

NO: glucosa, gominolas de todo tipo, mazapán y productos con una gran cantidad de azúcar.

 

HUEVOS Y ALIMENTOS CON HARINA

: huevos pasados por agua, tortilla a la francesa, caldo de huevo y creps.

NO: huevos crudos.

 

PRODUCTOS LÁCTEOS

SÍ: leche, requesón, batidos y quesos magros.

NO: quesos grasos, roquefort, gorgonzola, etc. Tampoco es recomendable tomar leche tras la actividad deportiva.

 

PARA UNTAR

: mantequilla, margarina vegetal y crema de cacahuete.

NO: manteca de cerdo y de cacao.

 

CARNES

: carne y embutidos magros y aves.

NO: salami, butifarra, morcilla, paté, jamón ahumado, cerdo y salchichas.

 

PESCADOS

: bacalao, merluza, rape, trucha, dorada y lenguado hervido, rehogado o a la parrilla. Son menos recomendables pescados como los arenques, las sardinas, la caballa y las anchoas.

En general, debemos tener en cuenta que los pescados son más fáciles de digerir que la carne.

NO: cualquier tipo de pescado rebozado, empanado y frito.

 

SALSAS

SÍ: zumo de limón, hierbas aromáticas y aceite de oliva.

NO: todas las que se hacen con grasa, mantequilla o nata.

 

SOPAS

: sopa de pescado y de verdura con arroz o pasta.

NO: cualquier sopa elaborada con productos grasos.

 

BEBIDAS

SÍ: agua, té, zumos de frutas, de tomate, de zanahoria y bebidas electrolíticas.

NO: refrescos dulces y alcohol.

 

Para más información:

http://www2.uned.es/pea-nutricion-y-dietetica-I/guia/deporte/guia_consejos_de_alimen.htm?ca=n0